¡Ya somos 8.000 millones de personas! Consecuencias para un futuro no muy lejano

Hemos llegado a la cifra de 8.000 millones de personas en el mundo. ¿Sabes que significa eso? Que cada vez necesitamos más recursos y nuestro planeta poco a poco se apaga. Ahora necesitaríamos más de 3 planetas tierra para poder seguir con este nivel de vida que llevamos actualmente. Hemos alcanzado los 8.000M de habitantes en nuestro planeta por primera vez, pero esta cifra no se queda ahí, va aumentando cada día. Según datos de Naciones Unidas, se estimaba que en 1950 la población mundial rondaba los 2.600 millones. Esto significa que hemos crecido 5.400.000 en apenas 72 años. Sin embargo, este crecimiento no fue progresivo. De los 5.000 millones  de 1987 pasamos a ser 7.000 en 2011 y en apenas 11 años hemos crecido hasta la cifra récord actual. Los datos de crecimiento indican que pasaremos la barrera de 9.000 millones en apenas 15 años y a los 9.700 millones en 2050. Cómo hemos llegado a este crecimiento Las causas de este aumento demográfico son varias. ¿Qué significa esto? Dentro de las muchas consecuencias que este aumento de la población trae consigo, queremos resumir, en lo que nos concierne a nosotros en este post, varios puntos. Actualmente vivimos en un mundo que no tiene recursos infinitos, actualmente necesitamos casi de 3 planetas como el nuestro  para mantener el nivel de vida actual. Consumimos mucha más rápido de lo que el planeta es capaz de darnos.  A más personas, más producción y a más producción más consumo de recursos naturales que ya no tenemos. Para los océanos y la fauna marina, el aumento de los transportes marítimos, la producción de residuos y desechos que acaban en el mar son catastróficos.  Para 2050 se cuenta que habrá más plásticos que peces en el agua. Es de vital importancia cuidar el planeta y sobre todo los océanos, ya que son los responsables de absorber el 90% de los gases de efecto invernadero y de purificar el oxígeno. Otra de las causas es el calentamiento y aumento del nivel del mar por el cambio climático, con consecuencias como inundaciones por tormentas, contaminación acuífera y de cosechas al verse afectado el suelo agrícola, la muerte de especies marinas, plantas y animales terrestres que viven de ellos, como algunas aves. Es hora más que nunca, de cambiar algunos hábitos. Cuidemos nuestros océanos, vivamos de una forma más sostenible. Aún hay tiempo para dejar a nuestras futuras generaciones un planeta mejor que el que dejamos Fuente: UN news, BBC, Unfpa.org. el País